Exclusiones ¿Qué no cubre tu seguro de responsabilidad civil profesional de arquitecto?

Con este artículo quiero que conozcas las exclusiones que encontremos en la gran mayoría de los seguros de responsabilidad civil profesional de arquitectos.

Es indispensable revisar y estudiar concienzudamente cada contrato para saber el alcance de su cobertura y, por tanto, no sería riguroso generalizar. Pero es cierto que hay exclusiones que se repiten en muchas pólizas y es de vital importancia que las conozcas.

¿Por qué tienes que conocer las exclusiones generales de tu seguro de responsabilidad civil?

Porque para trabajar con tranquilidad en tu día a día, además de tener una buena cobertura aseguradora, hace falta que seas consciente de las limitaciones de esta y evitar actuaciones o descuidos que podrían comportar una reclamación no incluida en tu seguro de Responsabilidad Civil Profesional.

Circunstancias conocidas con anterioridad a la emisión de la póliza de RC

Se excluyen de cobertura todos los hechos o circunstancias que han tenido lugar con anterioridad a la fecha de efecto del contrato. Este punto tiene en cuenta el hecho que un asegurado habría podido prever que comportaría una reclamación o, sin preverlo, hubiera recibido alguna notificación o reclamación verbal o escrita y no se hubiera detallado e indicado en el momento de la contratación de la póliza.

Actos malintencionados

Se excluyen de cobertura todas las reclamaciones derivadas directamente o indirectamente de actos malintencionados, fraudulentos, deliberadamente antijurídicos, tipificados como delito o que sean voluntariamente contrarios a la ley, siempre que lo haya dictaminado un juez, tribunal o jurado o el mismo arquitecto asegurado lo reconozca. En este último caso, el asegurado reembolsará al asegurador todos los gastos que haya soportado antes la sentencia judicial.

Multas y sanciones

Se excluyen de la cobertura las multas y sanciones impuestas al arquitecto asegurado por parte del gobierno, comisiones u organismos públicos con facultades inspectoras, reguladoras y de control, igual que las consecuencias de su impago.

Esta exclusión no se aplica a las reclamaciones por parte de estas entidades derivadas de errores u omisiones profesionales.

Errores de valoración

Quedan excluidos de la cobertura del seguro para arquitectos, aquellas reclamaciones derivadas de un error en la valoración previa de los costes de la obra. Por ejemplo, un error en las mediciones que comporte una desviación en el presupuesto de la obra.

Responsabilidades contractuales

El seguro de Responsabilidad Civil para arquitectos no cubre todas las responsabilidades u obligaciones asumidas por el asegurado en exceso del deber de diligencia y de cura habitualmente aplicadas en la prestación de la actividad profesional. También se excluyen las garantías, fianzas, cláusulas de penalización o daños compensatorios por la liquidación de la relación contractual, excepto en el supuesto de que la responsabilidad hubiera existido sin estas garantías, fianzas o cláusulas.

También se excluyen los retrasos en la ejecución o la incapacidad de ejecutar, completar o concluir la actividad profesional, exceptuando que este hecho tenga su origen en un acto u omisión incorrecto del asegurado.

Contaminación

Cualquier reclamación derivada de daños por la contaminación o por cualquier perturbación del estado natural del aire, aguas terrestres, suelo y subsuelo y, en general, que perjudiquen el medio ambiente. (incluidas los mohos, hongos, esporas, etc.).

Insolvencia

La insolvencia, el concurso o el arruinamiento del asegurado.

Guerra y terrorismo

Por último, tampoco se contemplan las reclamaciones derivadas de daños ocasionados a causa de guerras, rebeliones, terrorismo, revoluciones, desorden público, etc.

Deja un comentario